Manifestación del 10 julio 2010 (carta de Fra Bertran)

Barcelona, manifestación 10.07.2010

Barcelona, manifestación 10.07.2010

Introducción: El verano de 2010, el Tribunal Constitucional eliminaba diversos artículos del nuevo Estatut de Cataluña, aprobado por el Parlament del principado, corregido por el del Estado y refrendado en referéndum por el pueblo catalán. En protesta, la entidad cívica Omnium Cultural, convocó el 10 de julio y apenas sin medios, una manifestación en el centro de Barcelona con el lema “Somos una Nación – Nosotros Decidimos” que los políticos quisieron protagonizar bajo otro lema, sin conseguirlo. El acto se convirtió en un grito popular, interclasista, intergeneracional y multitudinario en pro de la secesión de Cataluña.

——————————————-

Fra Bertran me ha escrito desde Barcelona. Transcribo su carta:

“Señor,

Ayer asistí a la manifestación administrada por Muriel, mi buena amiga francesa, digo, catalana (es del Rosselló), que no pocos esfuerzos tuvo que hacer para mantener el lema elegido por la asociación convocadora que preside: Som una nació-Nosaltres decidim. El gobierno autonómico o mejor dicho el partido socialista catalán echó mano de sus influencias para no ofender al de Madrid. ¡El muy honorable tenía que ir delante y en medio! No pudo evitarlo, pobre, soportando incluso -aunque por pocos momentos-, a un grupo que lo increpó, dicen de independentistas, aunque todos los manifestantes lo parecían. Uno de sus integrantes llegó a empujarlo y todo. Seguridad aisló al President arrancándolo de la manifestación para enrocarlo en el Departament de Justicia, aunque fue evidente que no se trataba de un jaque. ¿Era aquello la Cataluña real o un sueño?

Una vez refugiado el alto dignatario, la manifestación siguió con tanta tranquilidad como había empezado y como finalizó. Lo del honorable fue una simple anécdota que trascendió por televisión. Sin ella, nadie se habría enterado. !El, que según algunos tanto ha hecho por Cataluña! Ya ve, despachado por la ingratitud.

Bajo un cielo intensamente azul, más de un millón de personas abarrotaban el Paseo de Gracia y sus calles adyacentes. Hay quien dice que llegaron al millón y medio. El clamor unánime era ¡in-de-pen-dèn-cia! Del Estatut apenas se hablaba. Nunca había visto tantas estelades, ya sabe, la bandera catalana con un triangulito azul presidido por una estrella blanca que significa más o menos una nación, un estado. Me parece que fue Cuba quien la sacó antes mientras en España decían !nunca dejará de ser española!

Fue difícil apartarme de la multitud. Era asfixiante ya que no había prácticamente espacio entre las personas. ¡Y yo con mi pobre hábito! Pensé por unos momentos que la mejor forma de acabar con un pueblo es dejando que se aplaste a sí mismo. Aparté ipso facto mis malos pensamientos porque me parecieron más propios del gobierno de Madrid que de mí. Ofrecí a San Francisco aquella tortura, rogándole que intercediese por nosotros. Sin embargo, he de confesar que fui a la manifestación de buen grado. ¡Que se han creído! ¡Desvergonzados!

¡Ah! Por unos instantes compartí compañía con un indio con turbante y todo. Nos miramos sonriéndonos. Llevaba barba larga como yo y quiso fotografiarnos con su teléfono portátil. Hablaba un catalán perfecto. Hecha la foto, desapareció fulminantemente entre la multitud, perdiéndolo de vista, como si la tierra se lo hubiera tragado. Incluso me giré en medio de la marea humana y no conseguí volver a verlo. ¡Adiós, querido amigo!

El ambiente era festivo. ¡Hasta se oían maracas y tambores! Por un momento pensé en Río de Janeiro. Claro que si alguien hubiera querido bailar, no hubiera podido. Al final, casi asfixiado, me aparté como pude para tomar aire en la calle Valencia en donde había algo más de espacio. ¡Y respiré!

Leí entonces una pancarta que decía guardeu l’Estatut a Salamanca. Ya sabe, señor, que allí está el archivo con los papeles que Franco robó a Cataluña después de la Guerra Civil. Conozco a una familia muy devota de la congregación, y también benefactora, a la que todavía no le han sido devueltos los suyos. Se los quitaron a su abuelo, un hombre acaudalado. No robarás dicen las Tablas de la Ley. Me pregunto como se puede uno vanagloriar de ser católico y no cumplir con el mandamiento divino. ¿Es raro, verdad? Como tampoco comprendo como puede presumirse de anticomunista y expoliar. Estas contradicciones chocan con mi humilde forma de pensar. No crea, soy algo cartesiano. Sin embargo, Salamanca ha bautizado congruentemente como calle del Expolio a aquella en que se encuentra el Archivo. Cuando menos son sinceros y lo reconocen.

Bueno, monsieur, aquí acabó mi aventura. Creo que fue una de las manifestaciones más grandes de Europa en lo que va del siglo XXI y en el anterior. Y sin duda, de España. Pasará a la historia.

Nada más. Rogaré por su salud, la del cuerpo y la del alma. Y si algún día voy a Ferney le aseguro que no dejaré que me gane al ajedrez que tanto nos entretiene a los dos. ¡El Señor disculpe esta pequeña pasión!

Au revoir, mi buen amigo. Dios lo bendiga. Siempre suyo,

Fra Bertran”

A través de mi querido y entrañable Fra Bertran constato una vez más los aires de libertad que recorren el Principado. Savia nueva de un pueblo que se desintoxica, apartándose lenta, pero inexorablemente, del viejo establishment incapaz ya de darle respuestas adecuadas.  ¿No era coseguir el beneficio de la sociedad el fin de la acción política? Sus dirigentes se lo han vedado. Rotas las reglas del juego hay que buscar otras.

La manifestación del 10 de Julio de 2010 proclama a los cuatro vientos, por si algunos todavía no se habían enterado, el fin de la llamada transición y pone en evidencia una nueva etapa que cambiará a España. Lo predije y me ratifico en ello.

Termino justo cuando me anuncian que la cena está servida. Buen momento para cambiar impresiones con mis invitados.

Monsieur de Voltaire

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s